Cómo hacer almendras saladas: una receta fácil y deliciosa

Tabla de contenidos

Las almendras saladas son un snack saludable y sabroso que se puede disfrutar en cualquier momento del día. Además de ser deliciosas, también son muy versátiles, ya que se pueden agregar a ensaladas, platos principales e incluso postres. En este artículo, te enseñaremos cómo hacer tus propias almendras saladas en casa, de forma rápida y sencilla. ¡Prepárate para sorprender a tus invitados con este delicioso bocadillo!

Ingredientes:

  • 2 tazas de almendras crudas
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 cucharaditas de sal
  • Opcional: especias como pimentón, ajo en polvo, cayena, etc.

Preparación:

Paso 1: Precalienta el horno

Lo primero que debes hacer es precalentar el horno a 180 grados Celsius (350 grados Fahrenheit). Preparar una bandeja para hornear con papel de hornear o engrasarla ligeramente.

Paso 2: Mezcla las almendras con el aceite de oliva

En un tazón grande, mezcla las almendras crudas con el aceite de oliva. Asegúrate de que todas las almendras estén cubiertas de manera uniforme con el aceite.

Paso 3: Añade la sal y las especias

Agrega la sal a las almendras y mezcla bien para distribuirla de manera uniforme. Si deseas darle un toque extra de sabor, también puedes añadir tus especias favoritas, como pimentón, ajo en polvo, cayena, entre otras.

Paso 4: Extiende las almendras en la bandeja para hornear

Coloca las almendras en la bandeja para hornear de manera uniforme, asegurándote de que estén espaciadas para que se tuesten de manera uniforme.

Paso 5: Hornea las almendras

Coloca la bandeja en el horno precalentado y hornea las almendras durante aproximadamente 15-20 minutos, o hasta que estén doradas y crujientes. Recuerda revisarlas y darles vuelta a mitad de tiempo para asegurarte de que se tuesten de manera uniforme.

Paso 6: Deja enfriar y disfruta

Una vez que las almendras estén doradas, retira la bandeja del horno y déjalas enfriar completamente antes de disfrutarlas. Las almendras saladas se volverán más crujientes a medida que se enfríen.

Conclusión

Las almendras saladas caseras son una excelente opción para picar entre comidas o para servir como aperitivos en reuniones. Además de ser deliciosas, también son una fuente de nutrientes como vitamina E, grasas saludables y proteínas. Con esta receta fácil, podrás hacer tus propias almendras saladas en casa, controlando los ingredientes y el nivel de sal. ¡Disfruta de este delicioso snack y sorprende a tus familiares y amigos con tu talento culinario!

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Cómo hacer almendras saladas: una receta fácil y deliciosa puedes visitar la categoría Cocina.

¡No te pierdas esta otra información!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go up
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad