Cómo hacer gotelé casero: una técnica decorativa para tus paredes

Tabla de contenidos

Si estás buscando una forma de darle un toque especial a tus paredes, el gotelé casero puede ser la opción ideal. Esta técnica decorativa es muy utilizada para crear texturas en las paredes y añadir un aspecto vintage o rústico a tus espacios. Aunque tradicionalmente se ha utilizado en la pintura, hoy en día existen métodos más sencillos para lograr este efecto en casa sin necesidad de gastar mucho dinero. En este artículo, te enseñaremos cómo hacer gotelé casero paso a paso y algunos consejos para que el resultado sea perfecto.

¿Qué es el gotelé?

El gotelé es una técnica decorativa de texturizado que se utiliza para crear pequeñas protuberancias en las paredes. Se originó en el siglo XVIII y se popularizó en España durante el siglo XIX. Esta técnica ha sido ampliamente utilizada en todo tipo de edificios, desde viviendas hasta espacios comerciales y públicos.

El gotelé tiene varias ventajas, como la capacidad de ocultar imperfecciones en las paredes, añadir un toque de originalidad y dar una sensación de mayor calidez a los espacios. Además, es una técnica económica y relativamente fácil de hacer en casa.

Materiales necesarios

Antes de comenzar con el proceso de hacer gotelé casero, es importante tener los materiales necesarios. Estos son los elementos básicos que necesitarás para lograr el efecto deseado:

  • Pintura: elige el color de pintura que más te guste y asegúrate de que sea de buena calidad.
  • Brocha o rodillo: para aplicar la pintura en la pared.
  • Escayola o pasta para texturizar: este material ayudará a crear las pequeñas protuberancias características del gotelé.
  • Cubeta para mezclar: donde prepararás la mezcla de escayola o pasta para texturizar.
  • Taladro o batidor manual: para mezclar la escayola o pasta para texturizar.
  • Lija: para lijar la pared antes de comenzar con el proceso.
  • Plásticos o telas protectoras: para cubrir los muebles y el suelo y evitar manchas.
  • Pegamento para papel tapiz: en caso de que quieras combinar el gotelé con papel tapiz.

Paso a paso para hacer gotelé casero

Ahora que tienes todos los materiales necesarios, es hora de comenzar con el proceso de hacer gotelé casero. Sigue estos pasos para lograr el efecto deseado:

Paso 1: Prepara la pared

Antes de comenzar, asegúrate de que la pared esté limpia y libre de polvo y grasa. Si es necesario, lija la superficie para eliminar cualquier imperfección. Puedes utilizar una lija de grano fino para obtener un acabado liso.

Paso 2: Protege el entorno

Antes de comenzar a aplicar la pintura y la escayola, asegúrate de cubrir los muebles y el suelo con plásticos o telas protectoras. Esto evitará que se manchen durante el proceso de texturizado.

Paso 3: Prepara la mezcla

En una cubeta, mezcla la escayola o la pasta para texturizar con agua siguiendo las instrucciones del fabricante. Utiliza un taladro o un batidor manual para mezclar y asegúrate de obtener una consistencia homogénea.

Paso 4: Aplica la pintura

Antes de aplicar la textura de gotelé, es necesario aplicar la pintura base en la pared. Utiliza un rodillo o una brocha para pintar toda la superficie con el color elegido. Deja que la pintura se seque completamente antes de continuar con el siguiente paso.

Paso 5: Aplica el gotelé

Una vez que la pintura base esté seca, comienza a aplicar la mezcla de escayola o pasta para texturizar con una brocha o un rodillo. Asegúrate de cubrir toda la superficie con movimientos aleatorios. Puedes ir ajustando la cantidad de textura para obtener el nivel de protuberancia que deseas. Si prefieres un efecto más sutil, aplica una capa más fina; si deseas un efecto más pronunciado, aplica una capa más gruesa.

Paso 6: Deja secar y lija

Una vez que hayas aplicado el gotelé, deja que se seque completamente. Esto puede llevar varias horas o incluso días, dependiendo del clima y la humedad. Una vez seco, lija suavemente la superficie para eliminar cualquier imperfección y obtener un acabado suave y uniforme.

Paso 7: Opcional: combina el gotelé con papel tapiz

Si deseas añadir un toque extra de estilo a tus paredes, puedes combinar el gotelé con papel tapiz. Aplica pegamento especial para papel tapiz en el área donde deseas colocarlo y luego coloca el papel. Presiona suavemente para asegurarte de que esté bien adherido y utiliza una espátula para eliminar cualquier burbuja de aire.

Conclusión

El gotelé casero es una técnica decorativa que puede darle un toque especial a tus paredes. A través de la aplicación de una mezcla de escayola o pasta para texturizar, puedes crear pequeñas protuberancias que añadirán textura y originalidad a tus espacios. Recuerda preparar adecuadamente la pared, utilizar materiales de buena calidad y seguir los pasos mencionados para obtener un resultado perfecto. ¡Anímate a probar el gotelé casero y transforma tus paredes en obras de arte!

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Cómo hacer gotelé casero: una técnica decorativa para tus paredes puedes visitar la categoría Hogar.

¡No te pierdas esta otra información!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go up
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad