Cómo hacer mermelada de membrillo: receta fácil y deliciosa

Tabla de contenidos

La mermelada de membrillo es uno de los dulces más tradicionales y sabrosos que se pueden hacer en casa. Con tan solo unos pocos ingredientes, puedes preparar esta deliciosa mermelada que puede acompañar tus tostadas, galletas o incluso ser utilizada como relleno para diferentes postres. En este artículo, te compartiremos una receta fácil y detallada para que puedas hacer tu propia mermelada de membrillo en casa.

Ingredientes necesarios:

  • 1kg de membrillos bien maduros
  • 750g de azúcar blanco
  • Jugo de 1 limón
  • 1 rama de canela (opcional)

Paso a paso para hacer la mermelada de membrillo:

Paso 1: Preparación del membrillo

Comienza lavando bien los membrillos para eliminar cualquier suciedad que puedan tener. Luego, pela y descorazona los membrillos y córtalos en trozos pequeños y regulares.

Si lo deseas, puedes rociar un poco de jugo de limón sobre los trozos de membrillo para evitar que se oxiden y se pongan oscuros mientras continúas con la preparación.

Paso 2: Cocción de los membrillos

Coloca los trozos de membrillo en una olla grande y agrega el azúcar y el jugo de limón. Si decides usar la rama de canela, añádela también en este momento.

Enciende el fuego a temperatura media y cocina los membrillos hasta que estén blandos y la mezcla tenga una consistencia similar a un puré. Este proceso puede tardar entre 30 y 45 minutos, removiendo ocasionalmente para evitar que se pegue.

Paso 3: Trituración de los membrillos

Una vez que los membrillos estén cocidos y tengan la consistencia adecuada, retira la rama de canela si la has utilizado. Luego, tritura los membrillos hasta obtener una mezcla suave y sin grumos. Puedes utilizar una batidora de mano o un procesador de alimentos para este paso.

Paso 4: Empaquetado y conservación

Una vez triturada la mezcla, calienta nuevamente la olla a fuego medio-bajo y cocina la mermelada durante aproximadamente 10 minutos hasta que espese un poco más.

Finalmente, vierte la mermelada caliente en frascos esterilizados y sella bien la tapa. Deja que los frascos se enfríen a temperatura ambiente antes de almacenarlos en un lugar fresco y oscuro. La mermelada de membrillo casera puede durar varios meses si se guarda correctamente.

Conclusión

Preparar mermelada de membrillo en casa puede ser una experiencia gratificante y deliciosa. Esta receta fácil te permite disfrutar de una mermelada casera de calidad, perfecta para untar en tus tostadas o utilizar en tus recetas favoritas. Experimenta con diferentes variantes, como agregar nueces o especias adicionales, para personalizar tu mermelada de membrillo y sorprender a tus seres queridos con su sabor único.

Anímate a probar esta receta y disfruta de la dulzura y la textura suave de la mermelada de membrillo casera. ¡Seguro que se convertirá en uno de tus dulces favoritos!

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Cómo hacer mermelada de membrillo: receta fácil y deliciosa puedes visitar la categoría Cocina.

¡No te pierdas esta otra información!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go up
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad