Cómo hacer porras: deliciosas y esponjosas

Tabla de contenidos

Las porras son una delicia tradicional española que se consume especialmente en el desayuno o la merienda. Estas deliciosas y esponjosas masas fritas se suelen tomar con una buena taza de chocolate caliente. Si te gusta disfrutar de un desayuno o merienda casera, aprender a hacer porras será todo un acierto. En este artículo te ofrecemos una receta sencilla y detallada para que puedas prepararlas en casa y sorprender a tu familia y amigos.

Ingredientes para hacer porras

Antes de empezar a preparar tus porras, necesitarás contar con los siguientes ingredientes:

  • 500 gramos de harina de trigo
  • 15 gramos de levadura fresca
  • 50 gramos de azúcar
  • 250 ml de agua
  • Una pizca de sal
  • Aceite de girasol para freír

Paso a paso para hacer porras

A continuación, te explicamos detalladamente el proceso para hacer porras:

Paso 1: Preparar la masa

En un bol grande, tamiza la harina y añade la levadura desmenuzada. Añade el azúcar y la pizca de sal. Mezcla todos los ingredientes secos.

Luego, ve añadiendo el agua poco a poco mientras amasas la masa con las manos. Trabaja la masa hasta conseguir una textura elástica y homogénea.

Paso 2: Reposo de la masa

Cubre el bol con un paño limpio y deja reposar la masa durante al menos una hora, o hasta que haya duplicado su tamaño.

Paso 3: Dar forma a las porras

Una vez que la masa haya reposado, es el momento de darle forma a las porras. En una superficie enharinada, estira la masa con un rodillo hasta que tenga un grosor de aproximadamente 1 centímetro.

Corta tiras largas de masa de unos 10 centímetros de ancho. Para ello, puedes utilizar un cortador de pizza o un cuchillo afilado.

A continuación, estira cada tira de masa con las manos para darles la forma característica de las porras. Estira hasta que alcancen una longitud de unos 20-25 centímetros.

Paso 4: Freír las porras

En una sartén grande, calienta abundante aceite de girasol a fuego medio-alto. Asegúrate de que el aceite esté caliente pero no humeante.

Fríe las porras en el aceite caliente hasta que estén doradas y crujientes. Asegúrate de darles la vuelta para que se cocinen de manera uniforme.

Una vez que estén fritas, retira las porras del aceite y colócalas sobre papel absorbente para eliminar el exceso de grasa.

Conclusión

¡Enhorabuena! Ahora ya sabes cómo hacer porras caseras, deliciosas y esponjosas. Puedes disfrutarlas calientes, espolvoreadas con azúcar o acompañadas de una taza de chocolate caliente. Sorprende a tus seres queridos con estas deliciosas masas fritas y disfruta de un desayuno o merienda caseros. ¡Buen provecho!

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Cómo hacer porras: deliciosas y esponjosas puedes visitar la categoría Cocina.

¡No te pierdas esta otra información!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go up
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad