Cómo hacer punto a dos agujas: guía completa para principiantes

Tabla de contenidos

¿Te gustaría aprender cómo hacer punto a dos agujas? Esta técnica de tejido es muy popular y versátil, permitiéndote crear una gran variedad de prendas y accesorios de punto. En este artículo, te brindaremos una guía completa para que puedas comenzar a tejer tus propias creaciones. Desde los materiales necesarios hasta las técnicas básicas, ¡aquí encontrarás todo lo que necesitas saber!

Materiales necesarios

Antes de comenzar a tejer, debes asegurarte de contar con los materiales necesarios. Para hacer punto a dos agujas, necesitarás los siguientes elementos:

  • Un par de agujas de tejer: puedes encontrarlas en diferentes tamaños y materiales. Para principiantes, se recomienda utilizar agujas de tamaño mediano (entre 4.5 y 5.5 mm) y de material suave y liviano, como las agujas de aluminio.
  • Hilos de lana o algodón: elige un hilo de grosor medio para comenzar, ya que será más fácil de manejar. Puedes elegir cualquier color que te guste y que combine con tus proyectos.
  • Tijeras: necesitarás unas tijeras para cortar el hilo y rematar tus piezas.
  • Una aguja lanera: esta herramienta te permitirá coser los extremos del hilo para rematar tus proyectos.

Pasos para hacer punto a dos agujas

1. Montaje de puntos

El primer paso para comenzar a tejer es montar los puntos en una de las agujas. Esto implica crear una serie de lazadas en la aguja, las cuales se convertirán en los puntos base de tu labor. Puedes aprender diferentes técnicas para montar puntos, pero la más común para principiantes es la técnica del montaje con nudos corredizos.

Para realizar el montaje con nudos corredizos, sigue estos pasos:

  1. Sostén una aguja en tu mano dominante y deja el extremo del hilo hacia atrás.
  2. Con la otra mano, haz un bucle con el hilo en el dedo índice y sosténlo con el pulgar.
  3. Inserta la aguja en el bucle y gírala hacia adelante para formar una lazada.
  4. Saca el dedo índice del bucle y aprieta la lazada en la aguja. ¡Has montado tu primer punto!
  5. Repite este proceso hasta tener la cantidad de puntos requerida para tu proyecto.

Una vez que hayas montado los puntos, estarás listo para comenzar a tejer.

2. Técnicas básicas de punto

Ahora que has montado los puntos en la aguja, es hora de comenzar a tejer. A continuación, te explicaremos las técnicas básicas de punto que necesitarás saber:

Punto del derecho:

El punto del derecho es el punto más básico y común en el tejido a dos agujas. Para hacerlo, sigue estos pasos:

  1. Sostén la aguja que tiene los puntos en tu mano dominante y deja el extremo del hilo hacia atrás.
  2. Inserta la otra aguja en el primer punto desde el frente hacia atrás.
  3. Pasa el hilo por detrás de la aguja de tejer y, con la otra mano, llévalo hacia adelante, formando un bucle.
  4. Con la aguja de tejer, levanta el bucle sobre el punto que ya está en la aguja.
  5. Desliza el punto original de la aguja izquierda a la aguja derecha.

Punto del revés:

El punto del revés es el opuesto al punto del derecho y se utiliza para crear texturas en tus tejidos. Para hacer el punto del revés, sigue estos pasos:

  1. Sostén la aguja que tiene los puntos en tu mano dominante y deja el extremo del hilo hacia atrás.
  2. Inserta la otra aguja en el primer punto desde atrás hacia adelante.
  3. Pasa el hilo por delante de la aguja de tejer y, con la otra mano, llévalo hacia atrás, formando un bucle.
  4. Con la aguja de tejer, levanta el bucle sobre el punto que ya está en la aguja.
  5. Desliza el punto original de la aguja izquierda a la aguja derecha.

Estas dos técnicas básicas te permitirán tejer la mayoría de los proyectos. Puedes experimentar con diferentes combinaciones de puntos y patrones para crear diseños únicos.

3. Remate y acabado

Una vez que hayas terminado de tejer tu proyecto, es hora de rematar los puntos y darle un acabado limpio a tus piezas. Para rematar, sigue estos pasos:

  1. Teje los primeros dos puntos como lo harías normalmente.
  2. Pasa el punto derecho por encima del punto izquierdo.
  3. Teje un punto más y repite el paso anterior hasta que solo quede un punto en la aguja derecha.
  4. Corta el hilo, dejando un trozo de aproximadamente 10 cm.
  5. Pasa el extremo del hilo por el último punto y tira suavemente para ajustarlo.

Una vez que hayas rematado todos los puntos, utiliza una aguja lanera para coser los extremos sueltos de hilo y asegurarlos en tu tejido.

Conclusión

Hacer punto a dos agujas puede parecer complicado al principio, pero con práctica y paciencia, te convertirás en un experto tejedor. Sigue esta guía paso a paso, familiarízate con las técnicas básicas y experimenta con diferentes patrones y diseños. ¡Pronto estarás creando hermosas prendas y accesorios tejidos a mano!

Recuerda que el tejido es un arte relajante y creativo. Disfruta el proceso y diviértete creando tus propias piezas únicas.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Cómo hacer punto a dos agujas: guía completa para principiantes puedes visitar la categoría Manualidades.

¡No te pierdas esta otra información!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Go up
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad