Cómo hacer buñuelos normales: la receta definitiva

Tabla de contenidos

Si eres amante de los postres tradicionales, seguramente has probado los deliciosos buñuelos. Estos pequeños bocados de masa frita son una delicia muy popular en muchas partes del mundo, y cada región tiene su propia versión. En este artículo te enseñaremos cómo hacer buñuelos normales, una receta clásica que no puede faltar en tu repertorio culinario. Sigue leyendo para descubrir todos los secretos de esta receta sencilla pero exquisita.

Ingredientes:

  • 2 tazas de harina
  • 2 cucharaditas de polvo de hornear
  • 1 cucharadita de sal
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 1 huevo
  • 1 taza de leche
  • Aceite vegetal para freír
  • Azúcar en polvo para espolvorear

Paso a paso:

Paso 1: Preparar la masa

En un recipiente grande, tamiza la harina junto con el polvo de hornear y la sal. Agrega el azúcar y mezcla bien. Haz un hueco en el centro de la mezcla y añade el huevo batido y la leche. Con una cuchara de madera, comienza a mezclar hasta que obtengas una masa homogénea.

Paso 2: Reposar la masa

Cubre el recipiente con un paño limpio y deja reposar la masa durante al menos 30 minutos. Este paso es fundamental para que los buñuelos adquieran la textura y el sabor adecuados.

Paso 3: Calentar el aceite

Mientras la masa reposa, calienta abundante aceite vegetal en una sartén profunda a fuego medio-alto. Asegúrate de que el aceite esté lo suficientemente caliente para que los buñuelos se frían de manera uniforme y no absorban demasiado aceite.

Paso 4: Formar los buñuelos

Con la ayuda de una cuchara, toma porciones de masa y colócalas con cuidado en el aceite caliente. Es importante no poner demasiados buñuelos a la vez, ya que necesitan espacio para expandirse. Fríe cada buñuelo hasta que esté dorado por todos lados, dándoles la vuelta con una espumadera para asegurarte de que se cocinen de manera uniforme.

Paso 5: Escurrir y espolvorear con azúcar

Una vez que los buñuelos estén dorados y cocidos por dentro, retíralos del aceite con una espumadera y colócalos sobre papel absorbente para que escurran el exceso de grasa. Luego, espolvoréalos generosamente con azúcar en polvo mientras aún estén calientes.

Conclusión

Los buñuelos normales son una delicia irresistible que se puede disfrutar en cualquier momento del año. Esta receta clásica es muy fácil de preparar y te garantiza unos buñuelos esponjosos y sabrosos. Sigue los pasos detallados en este artículo y sorprende a tus seres queridos con estos deliciosos bocados fritos. ¡Buen provecho!

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Cómo hacer buñuelos normales: la receta definitiva puedes visitar la categoría Cocina.

¡No te pierdas esta otra información!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go up
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad