Cómo hacer kombucha casera: una guía completa paso a paso

Tabla de contenidos

Si eres un amante de las bebidas fermentadas y estás buscando una opción saludable y deliciosa, no busques más, ¡hacer tu propio kombucha en casa es la respuesta! El kombucha es una bebida probiótica y ligeramente carbonatada que se ha vuelto muy popular en los últimos años por sus beneficios para la salud. Además, hacer kombucha casera te permite personalizar los sabores y ahorrar dinero en comparación con la compra de kombucha en tiendas. En este artículo, te voy a guiar a través de todos los pasos necesarios para hacer tu propia kombucha casera en la comodidad de tu cocina. ¡Empecemos!

Ingredientes necesarios

Antes de comenzar, asegúrate de tener todos los ingredientes necesarios para hacer kombucha casera:

  • 1 SCOBY (cultivo simbiótico de bacterias y levaduras).
  • 1 taza de cultivo de kombucha (puede ser de un lote anterior o comprado).
  • 4 tazas de agua filtrada.
  • 2 cucharadas de hojas de té negro suelto.
  • 1/2 taza de azúcar blanca o de caña.
  • 1 taza de agua caliente.
  • Botellas de vidrio para almacenar la kombucha terminada.
  • Saborizantes opcionales como frutas, jugos o hierbas.

Paso 1: Preparar el té

Comienza preparando el té que será la base de tu kombucha. Hierve 4 tazas de agua filtrada y luego coloca 2 cucharadas de hojas de té negro suelto en un recipiente grande. Vierte el agua caliente sobre el té y déjalo reposar durante 10-15 minutos. Luego, retira las hojas de té y agrega el azúcar blanca o de caña. Mezcla bien hasta que el azúcar se disuelva por completo.

Paso 2: Enfriar el té

Es importante que el té esté completamente frío antes de agregar el SCOBY, ya que el calor puede dañar las bacterias y levaduras beneficiosas. Puedes acelerar el proceso de enfriamiento colocando el recipiente en el refrigerador durante aproximadamente una hora o utilizando un método de enfriamiento más rápido sumergiendo el recipiente en un baño de agua fría. Una vez que el té esté a temperatura ambiente, estará listo para continuar.

Paso 3: Agregar el SCOBY y el cultivo

En esta etapa, es hora de agregar el SCOBY y el cultivo a tu té enfriado. Coloca el SCOBY en el recipiente y vierte la taza de cultivo de kombucha sobre él. El SCOBY actuará como una especie de "madre" para fermentar el té y convertirlo en kombucha. Asegúrate de que el SCOBY esté cubierto por completo con el líquido.

Paso 4: Fermentar la kombucha

Una vez que hayas agregado el SCOBY y el cultivo, cubre el recipiente con un paño de cocina limpio y asegúralo con una banda elástica. Esto permitirá que el kombucha respire mientras se fermenta y evitará que entren insectos o suciedad en el proceso. Coloca el recipiente en un lugar oscuro y bien ventilado, a temperatura ambiente (idealmente entre 20-25 grados Celsius) y déjalo fermentar durante 7-14 días.

La duración de la fermentación dependerá de tus preferencias personales. Cuanto más tiempo fermente, más ácida será la kombucha y menos dulce. Te recomiendo probarla después de 7 días y decidir si deseas fermentarla por más tiempo o si está lista para ser embotellada.

Paso 5: Saborizar y embotellar

Una vez que estés satisfecho con el nivel de fermentación de tu kombucha, es hora de darle sabor y embotellarla. Puedes añadir sabores como frutas frescas, jugo de frutas o hierbas aromáticas. Puedes experimentar con diferentes combinaciones para descubrir tus sabores favoritos. Llena las botellas de vidrio con la kombucha, asegurándote de dejar aproximadamente 2-3 centímetros de espacio en la parte superior para permitir la carbonatación. Sella las botellas y déjalas a temperatura ambiente durante 2-4 días para que se carbonate.

Conclusión

Hacer kombucha casera es una actividad divertida y gratificante que te permite disfrutar de todas las ventajas de esta popular bebida probiótica. Con un SCOBY, algunos ingredientes básicos y un poco de paciencia, puedes crear tu propio kombucha personalizado y delicioso en la comodidad de tu hogar. Ya sea que elijas sabores clásicos o te aventures con combinaciones únicas, no hay límites para la creatividad en el mundo de la kombucha casera. Así que saca tu lado fermentador y comienza a hacer kombucha casera hoy mismo. ¡Salud!

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Cómo hacer kombucha casera: una guía completa paso a paso puedes visitar la categoría Cocina.

¡No te pierdas esta otra información!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go up
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad