Cómo hacer mermelada de calabaza: una deliciosa receta casera

Tabla de contenidos

La mermelada de calabaza es un sabroso acompañamiento para tus desayunos o meriendas. Su sabor dulce y cremoso es perfecto para untar en pan tostado, galletas o incluso para rellenar tartas y pasteles. Aunque pueda parecer complicado, hacer mermelada de calabaza en casa es más fácil de lo que crees. En este artículo, te daré una receta paso a paso para preparar esta deliciosa mermelada en la comodidad de tu cocina.

Ingredientes necesarios

Antes de comenzar, es importante tener todos los ingredientes listos. Aquí tienes la lista de lo que necesitarás:

  • 1 kg de calabaza
  • 600 g de azúcar
  • El zumo de 2 limones
  • 1 ramita de canela

Paso 1: Preparar la calabaza

Lo primero que debes hacer es pelar la calabaza y retirar todas las semillas. Luego, pica la calabaza en trozos pequeños y colócalos en una olla grande.

Paso 2: Cocinar la calabaza

Añade un poco de agua a la olla con la calabaza y ponla a fuego medio. Deja hervir hasta que la calabaza esté tierna y se pueda deshacer fácilmente con un tenedor.

Paso 3: Triturar la calabaza

Utiliza una batidora de mano o un procesador de alimentos para triturar la calabaza cocida hasta obtener una consistencia suave y uniforme.

Paso 4: Preparar el jarabe de azúcar

En otra olla aparte, coloca el azúcar, el zumo de limón y la ramita de canela. Calienta a fuego medio y revuelve constantemente hasta que el azúcar se disuelva por completo.

Paso 5: Cocinar la mermelada

Agrega la calabaza triturada al jarabe de azúcar y mezcla bien. Cocina a fuego medio durante aproximadamente 45 minutos, removiendo de vez en cuando, hasta obtener la consistencia deseada.

Paso 6: Envasar la mermelada

Cuando la mermelada haya espesado y esté lista, retira la ramita de canela y vierte la mermelada caliente en frascos esterilizados. Asegúrate de llenarlos hasta el borde y ciérralos herméticamente.

Paso 7: Almacenar y disfrutar

Deja que los frascos de mermelada se enfríen completamente antes de almacenarlos en un lugar fresco y oscuro. Una vez abiertos, guárdalos en el refrigerador. Esta deliciosa mermelada casera de calabaza se mantendrá bien conservada durante varios meses.

Conclusión

¡Ya tienes tu mermelada de calabaza casera lista para disfrutar! Comparte esta deliciosa receta con tus seres queridos y sorpréndelos con el sabor único de esta mermelada casera. Además, puedes experimentar añadiendo otros ingredientes como especias o frutas para darle un toque personalizado. ¡No hay nada mejor que el sabor de lo hecho en casa!

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Cómo hacer mermelada de calabaza: una deliciosa receta casera puedes visitar la categoría Cocina.

¡No te pierdas esta otra información!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go up
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad