Cómo hacer un terrario cerrado: guía completa paso a paso

Tabla de contenidos

Los terrarios son una excelente forma de traer un pedacito de naturaleza y belleza al interior de nuestro hogar. Si estás buscando una actividad creativa y relajante, hacer un terrario cerrado puede ser la opción perfecta para ti. En este artículo, te proporcionaremos una guía completa paso a paso para fabricar tu propio terrario cerrado y disfrutar de la belleza de la vida vegetal en un entorno controlado.

¿Qué es un terrario cerrado?

Antes de adentrarnos en el proceso de creación de un terrario cerrado, es importante entender qué es y cómo funciona. Un terrario cerrado es un tipo de mini ecosistema contenido en un recipiente de vidrio o plástico transparente. Este recipiente hermético permite que la luz y el calor entren, pero evita que el aire y la humedad se escapen. De esta manera, se crea un ambiente húmedo y controlado en el cual las plantas pueden crecer y prosperar.

¿Qué necesitas para hacer un terrario cerrado?

Antes de iniciar la construcción de tu terrario cerrado, es fundamental contar con los elementos necesarios para su montaje. A continuación, enumeramos algunos de los materiales básicos que puedes necesitar:

  • Un recipiente de vidrio o plástico transparente, preferiblemente con tapa
  • Tierra o sustrato adecuado para plantas
  • Piedras o grava
  • Musgo
  • Plantas de interior
  • Herramientas de jardinería, como una pala pequeña y pinzas de jardín
  • Gotero o pulverizador para regar

Paso 1: Elige el recipiente adecuado

El primer paso para hacer un terrario cerrado es seleccionar el recipiente adecuado. Puedes optar por un tarro de vidrio, una pecera o cualquier otro contenedor transparente con una tapa que permita el flujo de luz. Recuerda que cuanto más grande sea el recipiente, más espacio tendrán las plantas para crecer.

Antes de continuar, asegúrate de limpiar a fondo el recipiente con agua y jabón para eliminar cualquier residuo que pueda afectar la salud de las plantas. También es aconsejable esterilizar el recipiente, sumergiéndolo en agua hirviendo durante unos minutos y dejándolo secar completamente.

Paso 2: Prepara el sustrato

Una vez que tienes el recipiente limpio y seco, es el momento de preparar el sustrato para tus plantas. Puedes utilizar un sustrato especial para terrarios o, si no tienes acceso a uno, una mezcla de tierra para macetas y arena. Asegúrate de que el sustrato esté bien drenado para evitar el encharcamiento de las raíces.

Vierte una capa de piedras o grava en el fondo del recipiente. Esto ayudará a facilitar el drenaje y evitará que las raíces de las plantas queden sumergidas en agua. A continuación, añade una capa de sustrato que sea lo suficientemente profunda como para acomodar el sistema radicular de tus plantas elegidas.

Paso 3: Agrega las plantas

El paso más emocionante en la creación de un terrario cerrado es seleccionar y colocar las plantas. Es importante elegir plantas que se adapten bien a las condiciones de humedad y luz que proporcionará el terrario. Algunas opciones populares incluyen helechos, suculentas y plantas de hoja pequeña como el fittonia.

Antes de introducir las plantas en el terrario, asegúrate de regarlas ligeramente para humedecer las raíces. Utiliza una pala pequeña para hacer agujeros en el sustrato y coloca cuidadosamente las plantas en ellos. Puedes utilizar pinzas de jardín para manejar las plantas de forma delicada y evitar dañar las raíces.

Paso 4: Añade detalles decorativos

Una vez que las plantas están en su lugar, puedes añadir detalles decorativos para embellecer tu terrario cerrado. Puedes usar musgo, piedras, conchas marinas e incluso pequeñas figuritas de jardín para crear un paisaje en miniatura. La imaginación es el límite, así que diviértete y experimenta con diferentes elementos decorativos.

Paso 5: Cubre el terrario

Después de haber terminado de decorar tu terrario cerrado, es importante asegurarte de que queda completamente cerrado. Coloca cuidadosamente la tapa del recipiente para crear un ambiente hermético. Esto ayudará a retener la humedad y crear las condiciones ideales para que las plantas crezcan y se desarrollen.

Paso 6: Cuidado y mantenimiento

Una vez que tu terrario cerrado está montado, es fundamental proporcionarle un cuidado y mantenimiento adecuados para garantizar el crecimiento saludable de las plantas. A continuación, te proporcionamos algunos consejos básicos a seguir:

  • Riega ligeramente el terrario cada uno o dos días para mantener el sustrato húmedo, evitando el encharcamiento.
  • Coloca el terrario en una ubicación con luz indirecta. Evita la luz solar directa, ya que puede calentar en exceso el interior del terrario.
  • Abre la tapa del terrario durante unos minutos cada dos semanas para permitir la circulación de aire fresco. Esto ayudará a prevenir la acumulación de humedad en el interior.
  • Retira regularmente las hojas muertas o enfermas de las plantas para mantener el terrario limpio y libre de plagas.

Conclusión

Hacer un terrario cerrado es una actividad creativa y gratificante que te permitirá disfrutar de la belleza de la naturaleza en tu propio hogar. Siguiendo los pasos que hemos presentado en esta guía, podrás crear tu propio mini ecosistema y tener el placer de cuidar y observar el crecimiento de plantas saludables. Recuerda que cada terrario cerrado es único, así que no dudes en experimentar con diferentes plantas y elementos decorativos para personalizar tu creación. ¡Disfruta de esta emocionante aventura verde!

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Cómo hacer un terrario cerrado: guía completa paso a paso puedes visitar la categoría Manualidades.

¡No te pierdas esta otra información!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go up
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad