Cómo hacer caracoles de la abuela: la receta tradicional para disfrutar de un plato delicioso

Tabla de contenidos

La cocina tradicional siempre nos sorprende con recetas llenas de sabor y tradición. En esta ocasión, te enseñaremos cómo hacer caracoles de la abuela, una delicia que ha pasado de generación en generación y que se caracteriza por su irresistible sabor y textura. Si eres amante de la gastronomía casera, no puedes perderte esta receta que te transportará a los sabores de antaño.

Para preparar estos caracoles, necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 1 kg de caracoles
  • 4 dientes de ajo
  • 1 cebolla
  • 2 tomates
  • 150 gr de jamón serrano
  • 50 gr de chorizo
  • 1 vaso de vino blanco
  • 1 litro de caldo de carne
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta al gusto

Paso 1: Limpiar los caracoles

Lo primero que debes hacer es limpiar bien los caracoles para eliminar cualquier impureza. Para ello, lava los caracoles en agua fría durante unos minutos y después déjalos en remojo en agua con sal durante al menos una hora. Esto ayudará a que suelten la tierra que puedan tener.

Una vez pasado el tiempo de remojo, enjuaga nuevamente los caracoles en agua fría y frota su superficie con un cepillo para asegurarte de eliminar cualquier suciedad restante. Enjuaga de nuevo y reserva los caracoles.

Paso 2: Preparar el sofrito

En una cazuela grande, añade un chorrito de aceite de oliva y caliéntalo a fuego medio. Pela y pica finamente los dientes de ajo, la cebolla y los tomates. Añádelos a la cazuela y sofríe hasta que estén tiernos y ligeramente dorados.

A continuación, corta el jamón serrano y el chorizo en trozos pequeños y agrégalos al sofrito. Cocina durante unos minutos para que los sabores se mezclen y se potencien.

Paso 3: Cocinar los caracoles

Una vez que el sofrito esté bien integrado, incorpora los caracoles a la cazuela y remueve para que se mezclen con el resto de ingredientes. Vierte el vaso de vino blanco y deja que se evapore el alcohol.

Añade el caldo de carne y sazona al gusto con sal y pimienta. Reduce el fuego a medio-bajo, tapa la cazuela y deja cocinar durante aproximadamente una hora o hasta que los caracoles estén bien tiernos.

Paso 4: Servir y disfrutar

Una vez que los caracoles estén cocidos, retíralos del fuego y deja reposar unos minutos. Sirve los caracoles de la abuela en platos hondos y acompáñalos con un buen pedazo de pan.

Estos caracoles son perfectos para compartir en familia o con amigos, ya que su preparación nos invita a disfrutar de una comida pausada y llena de sabor. Sin duda, la receta de los caracoles de la abuela nos recuerda la importancia de mantener vivas nuestras tradiciones culinarias.

Hacer caracoles de la abuela es muy sencillo si sigues estos pasos. La receta es perfecta para aquellos amantes de la cocina casera, que disfrutan de los sabores auténticos y tradicionales. Anímate a preparar esta delicia y sorprende a tus invitados con un plato lleno de historia y sabor.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Cómo hacer caracoles de la abuela: la receta tradicional para disfrutar de un plato delicioso puedes visitar la categoría Cocina.

¡No te pierdas esta otra información!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go up
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad