Cómo hacer conejo al ajillo tierno

Tabla de contenidos

El conejo al ajillo es un plato típico de la cocina mediterránea que se caracteriza por su sabor intenso y su carne tierna y jugosa. Si eres amante de la buena comida, seguramente disfrutarás de esta deliciosa receta. En este artículo, te explicaremos paso a paso cómo preparar un conejo al ajillo tierno que sorprenderá a tus comensales.

Ingredientes:

  • 1 conejo troceado
  • 6 dientes de ajo
  • 1 ramita de perejil
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta al gusto
  • 1 chorrito de vino blanco

Paso 1: Marinar el conejo

Antes de comenzar con la preparación del conejo al ajillo, es importante marinar la carne para que adquiera todos los sabores. Para ello, coloca los trozos de conejo en un recipiente amplio y añade sal, pimienta y un chorrito de vino blanco. Cubre el recipiente con papel film y déjalo reposar en la nevera durante al menos 2 horas. Este paso es fundamental para conseguir un conejo al ajillo tierno y sabroso.

Paso 2: Preparar el ajillo

Una vez que el conejo ha marinado lo suficiente, es hora de preparar el ajillo. Para ello, pela y pica finamente los dientes de ajo. También tienes la opción de utilizar un mortero para machacar el ajo junto con el perejil y formar una pasta. Ambas opciones son válidas, todo depende de tus preferencias.

Paso 3: Cocinar el conejo

En una sartén grande o cazuela, calienta un buen chorro de aceite de oliva virgen extra. Añade los trozos de conejo y cocina a fuego medio-alto hasta que estén dorados por todos los lados. Este paso es importante para sellar los jugos en la carne y conseguir un conejo al ajillo tierno y jugoso.

Una vez dorados los trozos de conejo, añade el ajillo que has preparado anteriormente. Remueve bien para que se distribuya por toda la sartén y cocina durante unos minutos hasta que los ajos estén ligeramente dorados y su aroma inunde la cocina.

Paso 4: Terminar la cocción

Para finalizar la cocción del conejo al ajillo y lograr que quede tierno, añade un chorrito de vino blanco a la sartén. Deja que se evapore el alcohol y baja el fuego a medio-bajo. Tapa la sartén con una tapa o con papel de aluminio y deja que el conejo se cocine lentamente durante unos 30-40 minutos. Este paso es fundamental para conseguir una carne tierna y jugosa.

Paso 5: Servir y disfrutar

Una vez que el conejo esté tierno y bien cocido, retira la tapa y verifica la sazón. Ajusta la sal y la pimienta si es necesario. Sirve el conejo al ajillo en platos individuales y acompáñalo con una guarnición de tu elección, como patatas fritas, arroz blanco o una ensalada fresca. ¡Listo para disfrutar de un conejo al ajillo tierno y delicioso!

Conclusión

El conejo al ajillo es un plato lleno de sabor y tradición que no puede faltar en tu recetario. Siguiendo estos sencillos pasos, podrás preparar un conejo tierno y jugoso, que seguramente se convertirá en uno de tus platos favoritos. No dudes en probar esta deliciosa receta y sorprender a tus invitados con tu habilidad en la cocina. ¡Buen provecho!

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Cómo hacer conejo al ajillo tierno puedes visitar la categoría Cocina.

¡No te pierdas esta otra información!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go up
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad