¿Cómo hacer superalimentos en casa de forma sencilla? Descubre las recetas más saludables

Tabla de contenidos

En la actualidad, cada vez más personas están buscando formas de llevar una alimentación más saludable y cuidar su bienestar. Una de las tendencias que ha ganado popularidad en los últimos años es el consumo de superalimentos. Estos alimentos están cargados de nutrientes y propiedades beneficiosas para el organismo, por lo que son considerados una excelente opción para complementar nuestra dieta diaria.

Aunque en el mercado podemos encontrar una amplia variedad de superalimentos listos para consumir, también es posible prepararlos en casa de forma sencilla y económica. En este artículo, te mostraremos cómo hacer superalimentos en casa, con recetas saludables y deliciosas que te permitirán disfrutar de todas sus propiedades en su estado más puro.

1. Chía en gel

La chía es considerada uno de los superalimentos más populares y versátiles. Es rica en fibra, proteínas, omega 3 y antioxidantes, entre otros nutrientes. Además, su sabor neutro hace que sea muy fácil de incorporar en diferentes recetas. Una de las formas más sencillas de consumir chía es prepararla en gel.

Ingredientes:

  • 3 cucharadas de semillas de chía
  • 1 taza de agua o leche vegetal

Preparación:

  1. En un recipiente, mezcla las semillas de chía y el agua o la leche vegetal. Remueve bien para evitar que se formen grumos.
  2. Deja reposar la mezcla en el refrigerador durante al menos 1 hora, o hasta que la chía haya absorbido todo el líquido y tenga una consistencia similar a un gel.

Puedes utilizar este gel de chía para agregarlo a tus batidos, yogures, postres o incluso como sustituto de huevos en recetas de repostería. ¡Experimenta e incorpora este superalimento en tu dieta de diferentes formas!

2. Leche de almendras casera

La leche de almendras es otra opción saludable y deliciosa para incluir en nuestra dieta diaria. Es baja en calorías, sin lactosa y rica en vitamina E, calcio y ácidos grasos saludables. Además, es muy fácil de hacer en casa.

Ingredientes:

  • 1 taza de almendras crudas
  • 4 tazas de agua
  • Endulzante natural (opcional)

Preparación:

  1. Remoja las almendras en agua durante al menos 6 horas, o toda la noche.
  2. Drena las almendras y enjuágalas bajo el agua fría.
  3. Coloca las almendras en una licuadora junto con las 4 tazas de agua.
  4. Bate durante aproximadamente 2 minutos, hasta obtener una mezcla blanca y cremosa.
  5. Si lo deseas, puedes endulzar la leche agregando un endulzante natural, como miel o sirope de agave.
  6. Coloca un paño de gasa o un filtro para café sobre un recipiente grande y vierte la mezcla de almendras.
  7. Exprime el paño o usa una cuchara para extraer la leche de almendras y separarla de los residuos sólidos.
  8. Guarda la leche de almendras casera en un recipiente hermético en el refrigerador y consume dentro de los 4-5 días posteriores.

Puedes disfrutar de la leche de almendras casera en tus cereales, batidos, café o simplemente tomarla sola. ¡Es una excelente alternativa a la leche de vaca y te aportará todos los beneficios de las almendras!

3. Ensalada de Quinoa con vegetales

La quinoa es considerada un superalimento debido a su alto contenido de proteínas, fibra y minerales. Además, es libre de gluten y se puede utilizar en una amplia variedad de recetas. Una opción deliciosa y saludable es preparar una ensalada de quinoa con vegetales frescos.

Ingredientes:

  • 1 taza de quinoa
  • 2 tazas de agua
  • Verduras frescas al gusto (por ejemplo, tomate, pepino, pimientos, zanahoria, etc.)
  • Jugo de limón
  • Aceite de oliva extra virgen
  • Sal y pimienta al gusto

Preparación:

  1. Lava bien la quinoa bajo el agua fría para eliminar cualquier residuo.
  2. En una olla, lleva el agua a ebullición y añade la quinoa.
  3. Cocina a fuego lento durante 15-20 minutos, o hasta que la quinoa esté tierna y haya absorbido toda el agua.
  4. Mientras tanto, corta las verduras en trozos pequeños y mezcla en un tazón grande.
  5. Una vez que la quinoa esté lista, enfríala bajo agua fría y escurra bien.
  6. Agrega la quinoa a las verduras y mezcla bien.
  7. Aliña la ensalada con jugo de limón, aceite de oliva, sal y pimienta al gusto.
  8. Refrigera durante al menos 1 hora antes de servir para que los sabores se mezclen.

Esta ensalada de quinoa es perfecta como plato principal o como guarnición. Además de ser nutritiva, es fácil de preparar y muy sabrosa.

Conclusión

Preparar superalimentos en casa puede ser más sencillo de lo que piensas. Con estas recetas, podrás disfrutar de los beneficios de alimentos como la chía, almendras y quinoa de una forma sana y deliciosa. Recuerda que los superalimentos son una excelente manera de añadir nutrientes importantes a nuestra dieta y mejorar nuestra salud en general.

Experimenta con diferentes recetas y descubre cuáles son tus superalimentos favoritos. ¡Tu cuerpo te lo agradecerá!

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¿Cómo hacer superalimentos en casa de forma sencilla? Descubre las recetas más saludables puedes visitar la categoría Cocina.

¡No te pierdas esta otra información!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go up
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad