Cómo hacer un redondo de ternera jugoso: tips y consejos

Tabla de contenidos

El redondo de ternera es una excelente opción para preparar una deliciosa comida para toda la familia. Sin embargo, muchas veces puede resultar seco y poco jugoso si no se cocina adecuadamente. En este artículo, te daremos algunos consejos y trucos para lograr un redondo de ternera jugoso y delicioso que todos disfrutarán.

1. Elige la pieza de ternera adecuada

Lo primero que debes hacer es elegir una buena pieza de redondo de ternera. Recuerda que esta carne debe ser tierna y jugosa, por lo que es importante que esté bien marmolada, es decir, con vetas de grasa que le aportarán sabor y jugosidad. Además, procura que la pieza sea de un tamaño apropiado para la cantidad de comensales que vayas a servir.

2. Adoba la carne

Adobar la carne es una técnica que consiste en marinarla con diversos ingredientes para potenciar su sabor. Prepara un adobo con aceite de oliva, ajo picado, perejil, sal, pimienta y tus especias preferidas. Unta la pieza de redondo de ternera con esta mezcla y déjala reposar en la nevera durante al menos una hora, aunque lo ideal es dejarla marinar toda la noche. Esto permitirá que la carne absorba los sabores y se mantenga jugosa durante la cocción.

3. La importancia del sellado

Antes de comenzar la cocción, es fundamental sellar la carne para evitar que los jugos internos se escapen. Para hacerlo, calienta una sartén a fuego medio-alto con un poco de aceite de oliva. Coloca el redondo de ternera en la sartén caliente y cocínalo durante unos minutos por cada lado, hasta que adquiera un bonito color dorado. Este paso sellará los poros de la carne y mantendrá la jugosidad en su interior.

4. Cocina a baja temperatura

Una vez sellada la carne, es hora de cocinarla a baja temperatura. Puedes hacerlo al horno o en una olla de cocción lenta. La clave está en utilizar una temperatura baja y cocinar la carne durante un periodo de tiempo prolongado. Aproximadamente, necesitarás cocinar el redondo de ternera a unos 150°C durante 2-3 horas, dependiendo del tamaño de la pieza. La cocción lenta permitirá que la carne se cocine de manera uniforme y se mantenga jugosa y tierna.

5. Permite un tiempo de reposo

Una vez que el redondo de ternera esté cocido, es importante dejarlo reposar antes de cortarlo. Envuelve la pieza en papel de aluminio y déjala reposar durante al menos 10-15 minutos. Durante este tiempo, los jugos se redistribuirán dentro de la carne, lo que ayudará a mantenerla jugosa y evitará que se seque al cortarla.

Conclusión

Siguiendo estos consejos y trucos, podrás disfrutar de un delicioso redondo de ternera jugoso y tierno. Recuerda elegir una buena pieza de ternera, adobarla para potenciar el sabor, sellarla antes de cocinar, hacerla a baja temperatura y permitirle un tiempo de reposo antes de cortarla. ¡Disfruta de esta deliciosa preparación con tus seres queridos!

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Cómo hacer un redondo de ternera jugoso: tips y consejos puedes visitar la categoría Cocina.

¡No te pierdas esta otra información!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go up
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad